ofrecer mi canción

Posted on 15:54

Es mejor ofrecerte con ese grado de distinción antes que esperar de la gente un concepto macerado, y enfrascado en una máscara remojada en alcohol. En este mundo empiezan mis latidos donde terminan tus intereses, tú prefieres a un reducto escaso ofrecerte, yo prefiero que tarareen mi canción, y repetirla unas cuantas veces, no por ser pesado ni por aparentar erudición, es para tener perpetrado a quienes gustarle y a quienes no, eso que siempre he repetido en la plaza, la sinagoga, la silla eléctrica o mi habitación, he sido muchas veces el diferente, me han usado como un juguete, me han usado como pedazo de pequeña ilusión, me han usado como presencia ausente, han pisoteado a veces mi canción, pero yo me he limitado a cantar mi canción de siempre, y a veces la he retocado según fuere el receptor, he pasado de cantar del “submarino amarillo” a el “camino verde”, he dejado de cantar un bolero crudo pero siempre bajo mi canción, sin dudas he sido diferente, que nadie me levante la voz, unas veces rojo de fresa ácida he sido, otras me volqué bajo el azul crujiente, he ganado, pero más veces he perdido, no me llevo nada bajo el sobaco, lo cojo prestado un momentico, lo devolveré cuando sea precisa la ocasión.

el porqué de la cuestión

Posted on 9:50


De niño ves la locura, pasas de largo sin percibirla, ya de adolescente, la ves sentada a tu lado, la miras, te ríes de ella, y al llegar a casa le preguntas a tu madre: -Oye mamá, ¿por qué se vuelve loca la gente? Y tu madre te contesta, por que la vida es así, enfermas de los nervios y con los años se va agravando la enfermedad, ya sea por las drogas, el alcohol, o las manías, ¿te quedó claro, hijo? Le contestas falsamente que sí, pero no, no te quedó nada claro. Hasta que te la encuentras a la locura cara a cara, mirándote e imitándote en todos tus movimientos, te imita al principio, después te hace suyo, poco a poco te hace más y más suyo, hasta devorarte ya acabado, entonces es cuando lo entiendes, te sometes a la locura, en un principio son las drogas, después es el desamor, luego la falta de empatía de las demás personas, comprendes que ese trío han hecho mella en ti, las drogas te dejan sin neuronas, el desamor te cría los piojos de la derrota, la carencia de empatía de las demás personas te quita la vergüenza de rascarte en público por el picor de los parásitos, después sin reparar en ello, ves al mundo reírse de tu figura escuálida y repleta de piojos y efectos secundarios debidos a la toma de medicación psiquiátrica, entonces ya te das por entero a la decadencia y empieza la megalomanía. 

orgullo hecho venganza

Posted on 6:10

Besé en la pura blancura de la inmensa cruz escondida en la Biblia, y con palabras de ella yo te dije cuál era mi temor para que de mí tuvieras la compasión, compasión como un trozo de pan que luchas por obtenerlo, compasión para calmar el frío que soñolienta al invierno, pero en tu corazón movía la cola el orgullo, un orgullo que frente a la Biblia desnudo ha de estar, orgullo de mente y de corazón en cada lado de la balanza su peso molesto en el equilibrio viene a contrarrestar la duda perpetua con el orgullo de piedra, piedra sobre piedra, piedra dura, piedra que pesa cada día más, ahí está esa pared levantada con piedra, piedra que un día polvo será, al igual que ceniza, estos magmas se entienden, estos elementos saben la verdad, sí un día yo levanto un muro de piedra, vendrá una tormenta y todo se lo llevará, si yo levanto muros como criatura terrestre la primavera fecunda con sus flores de clima brotará desde la sangre remota y traspasará el subsuelo y el suelo, si el muro es tan alto como el orgullo de Mr. Prodigue y la zarza encontrará su cimiento y su zenit y al año o al lustro lo hará vegetal, todo con la prisa de un Dios natural, besé en la pura blancura de la inmensa cruz escondida en la Biblia, y yo te confesé mi temor, venganza fue carne cuando el reproche fue mi temor, la venganza fue tuya, el orgullo también.

palabra sobre palabra

Posted on 6:07


...Palabra sobre palabra, frase que lleva a otra frase, ¿De qué sirven las palabras? ¿Qué función tienen estos vericuetos verbales? Si un clavo saca a otro clavo, ¿una palabra sustituye a otra que tajante es la verdad? Si como dijo aquél poeta, sólo me queda la palabra, ¿de qué sirve el palabreo indigno sino manchar como si tal calumnia saliera por nuestra boca? ¿Si saliera por nuestra boca una mentira que dicen es ficción, sí por nuestra boca saliera un poema con el verso en blanco, o bien un soneto triste o una negra maldición? Todo es palabra del diccionario, indicio de haber contado antes de un epistolario, punto final en un epitafio, la breve pregunta de un cuestionario, una Oda dedicada al malfario, ingrediente en un recetario, un amor de abecedario, un galimatías en extravagario, un relato panfletario, una novela por reseñar...


cerca y lejos del paraíso

Posted on 20:08

...Eras tan niña y a la vez tan mía que miedo y deseo eran caminos que yo andaba con la fragilidad de una amapola, tu gemido lo esculpía con mis manos y para hacerlo fecundo con mis sentidos (todos) ambidiestros, ambidiestros que trabajaban en un muro mágico donde lo que yo daba, con la misma mitad se me devolvía, y los dos corríamos por la playa hasta llegar hacia las luces de algún otro pueblo avistado desde la orilla, y los dos desnudos cometíamos otra locura más, la locura del mundo edulcorada, queríamos ver gente para dar fe y dar cuentas de que habíamos asesinado al pudor, los dos desnudos lo habíamos dejado agonizando en la orilla de la playa. Vimos dos pescadores y mientras ellos recogían pescados escuálidos nosotros veíamos fuegos artificiales y nos moríamos de la risa, vivir el amor en esos días era como hacer huir a un moralista con el pene congelado con el miedo que provocan las carcajadas ardientes como una llameante risa asustando a una beata sucia de casposa moralina, y huía la humanidad, nos expulsaban del paraíso para encontrar el nuestro a nuestros pies de desaforados niños en celo preadolescente, de ese que marea y perturba el deseo de sexo en corazones latiendo como caballos galopando, tom, tom, tom, tom, tom, la ciudad era nuestra y el plan de invadirla de rubor lo habíamos perpetrado desde la noche en el mar para una ciudad nueva...

cuestión de náufragos

Posted on 9:24

...Pero todo fue naufragio, se oxidaron las bridas de toneles fantásticos y vendimos el oro por una porca miseria, nadamos en contra de los malditos anfitriones y nos echan a patadas del barco antes de que huyan todas las ratas grises, todo fue naufragio, todo fue agua de un mar sombrío, rompimos todas las cuerdas que amarraban en los maravillosos puertos y vimos los peces muertos en el preámbulo de la playa, hacia un mar de gaviotas sucias que conocen el gasóleo corrupto y la mitad podrida del marisco que no conoce lonja, la tormenta ayuda al naufragio, lo ayuda porque es el óbito del cielo, a perpetrar su voluntad de ahogados marineros sin tierra, maldecimos a nuestro casero, nos envenenó con un coñac de esclavitud, bienvenidos nos dijeron, no se despidieron cuando nos llevaron a este naufragio...

el agujero

Posted on 21:33

Muchas veces me he preguntado por aquella inocencia y antes de meterme en el agujero he hablado con los topos miopes y ellos me dijeron que llevaba las llaves en mi corazón, pero a veces mamá las cosas no salen bien, salen torpes y torcidas como la artrosis del mundo, de igual talante, con la misma presencia, quisiera haber tratado de ver mi futuro aunque sería imposible que yo hubiese zarpado un velero hacia el agujero, muchas veces me he preguntado por la inocencia del pájaro jilguero y con los años lo he visto en jaulas, jaulero enjaulado, atrapa, atrapa tu nombre de pila y lánzate hacia la aventura, pues en la aventura está el poeta joven y no en la sucia promesa que lanza el novio ante el sacerdote, esclavo de mi paciencia, he contado los minutos arañando la pared del fondo, y he preferido siempre volar al sur, quizá Toumbuctú tuviera una gran sequía negra, y los vegetales alimentos se obtuvieron de la guerra de la clorofila, donde amputados miembros sin sol ya en sus bocanadas empiezan a percibir canciones, canciones que están en un altillo de anaqueles imposibles, me meteré en el agujero, muchos dijeron tú mismo, me meteré en el agujero, allí veré a los rosados flamencos con su pico negro roer la aurora, y veré a las cigüeñas maulas pasar de estación en estación. Cuando me falte Dios quiero aventura, para ver los paraísos de Ipanema en la alegre canción que a todos quiere, y se queman, se queman, las palabras que en su momento dije y que el vecino estúpido aún me recuerda, como los versos que se lanzan al viento no quieren volver con su padre, porque dizque su padre no comprende ahora la tragedia cuando la poesía les cagó encima.

¿preparados?

Posted on 18:47


¿Están preparados para ver mi descubrimiento? ¿Preparados? ¿Están preparados para oír la murga de los borrachos por la clorofila de la menta en plena metamorfosis? Quiero que vengan a la fiesta de la carne joven para llevarla al estudio de las estatuas que ríen. En su risa se disgrega una paloma sucia que soñó ser hechicera y acabó hechizada. Hoy hice un descubrimiento, hice un descubrimiento ancestral, descubrí que la llamada del lobo sin luna no es aullido, es lamento, descubrí que si los cangrejos caminan para atrás no es por defecto de su naturaleza, es debido a que pretenden hacer controversia a la cinematografía dando la verdad a su respuesta de veinticuatro fotogramas por segundo, quiero que descubran como yo que el suspiro que emana de la mujer es el viento chiquito de su alegría represiva de huracanes, quiero que descubran que en el aburrimiento está el verdadero magma de la creatividad absoluta, quiero que descubran el terciopelo repleto de cosquillas que empieza haciéndose grande y termina por ser completo glande, quiero que descubran que el sexo tiene sentido cuando el alma palpita de felicidad, una legaña es la diminuta rosa amarilla que si la aprietas se esparce en los dedos como el polvo ocre de las alas de mariposa, he descubierto la mentira de los alquimistas, el sentido de la orientación de los cónsules, la demagogia de los gerifaltes de informativos, todas las calamidades desde la calumnia tienen su eructo espejo en el asco que dan las ranas, ahora pasen, pasen y vean lo que he descubierto...

¿poeta tú?

Posted on 17:23



Tengo una duda angustiosa, tengo un deseo o qué sé yo, tengo una vida que no pinta en rosa, tengo mis secretos abiertos y en flor, los toretes me llaman mariposa, los ceporros poeta maricón, los idiotas una espina peligrosa, los guardia civiles delincuente en rebelión, quizá algún día ya no quiera mear gota y a otra cosa y me pondré mi pantalón, me gusta la ambigüedad de la flora, y si me llaman marica los pincharé con el tenedor, un poeta llaman a cualquier cosa, quizá mi afición sea una pesada broma, quizá no es suficiente abandonar la erudición, esto no es una broma borrosa de la que me desperté una mañana, esto conlleva años de sinsabor, mucho nepotismo, mucha rosa plastificada y mucho vete ya vendrá otro mejor, sudor frío es este juego de palabras, muerte, espasmos, mucho abracadabra, mucha suerte macabra, mucho más que una religión, cuando el dios de la nada te corone de sarna muchas palabras cambiarán su renglón, y una multitud de metáforas que hablan caerán de su olvido también a la pos.

locura

Posted on 18:20


No poder escapar de las entrañas del sueño, mover los labios entre la voz que intuyo, humedecer la cama de orina mientras duermes, escuchar voces que jamás existieron, tener la certeza absoluta de que de ti hablan, es como huir de sí mismo cuando los demás ríen, estar estigmatizado porque te tachan de esquizofrénico eso es por el desprecio humillante de la ignorancia ceporra, esa de la cual le faltan casi todas las piezas dentales, y beben para olvidar, y abusan de su modorra, tener alas para volar ya no es exclusivo del aire, la droga propicia un incendio en el útero de la soledad, cuarenta cigarrillos al día no resultan bastante, quince cafés diarios son mera rutina, los hombres sagrados no saben llorar, por eso se inventan lamentos desde sus plegarias redondas y hablan para un tiempo futuro anunciando un mañana, es difícil vivir como Buster Keaton, nadie lo ha visto reír en miles de kilómetros a la redonda, se sabe que ríe en las zonas comunes, siempre y cuando no haya nadie, lo hace para no ser descubierto por los fanáticos de la felicidad.


sóc Capplannetta

Posted on 12:50


Yo soy el muchacho impresentable que nadie espera a la hora de cenar. Yo soy el niño repelente que con su mirada de estatua pregunta a su padre por el significado de palabras nuevas. Yo soy el mozuelo patéticamente barrigón del que huyen los maricas en la trastienda. Yo soy el primo incómodo, el amigo en secreto, la vergüenza del hermano, el defecto heredado, el vicio inconfesable, yo soy el extranjero venido de la madre patria andando por Gamarra, sí, aquél al que ponían custodia, ya sea por antiguo Callao, Barrio 5, la sagrada Lima, y por cualquier sitio donde se oliera un inútil tufo de extranjero posible víctima de un vil atraco, yo soy el niñito retrasado mental al que sentenciaban la envidia y la ignorancia, yo soy el que iba con malas compañías, lo que automáticamente me condenaba a ser una mala compañía, yo soy el cínico, el hipócrita, el mentiroso, aunque nunca calumnié. Yo soy el fantasma hecho de carne en algún lugar cercano, aunque anduve yo tan lejano... Yo soy el drogadicto, el alcohólico, el sucio, el cobarde, si tienen algún adjetivo que añadir, díganlo ahora, cuando haya muerto sólo dirán de mí cosas buenas. Yo soy el yerno que no quiere ningún suegro para su hija. Yo soy el amigo que conoció a mucha gente, aunque amigo, AMIGO, solamente tuvo uno, su padre, es decir, mi padre. Yo soy el ojo derecho de mi madre (con permiso de mis hermanos), yo soy de mis hermanos el que ha hecho más por el sufrimiento de mi madre, ella siempre me perdonó, una madre es una madre, joder, qué guapa estaba en la boda de mi hermana, su sonrisa fresca como la hierba recién cortada. Yo soy el ejemplo que no siguió mi hermana, por eso la considero inteligente, inteligente y guapa, y tiene mucho saber estar. Yo soy el hermano grande de mi hermano, aunque él es mucho más grande que yo, en todos los sentidos, y más responsable, y es un padrazo. Yo soy el hombre irresponsable responsable de muchas calamidades, pero inocente de otras tantas que le culparon. Yo soy el adolescente que mentía diciendo que tenía un hermano mayor. Yo soy el chavalillo que decía que...bueno. Yo lo que soy es Capplannetta, LiooLi para mis collages, pero Capplannetta ¿i quina cosa vols dir amb que et dius Capplannetta? Doncs aixó, que sóc un Capplannetta.

uso tópico

Posted on 22:06

                          
Muy ebrios de melancolía me dicen:
¡qué cosa extraña es el tiempo!
Miro lo vivido y veo
la lástima en frasco pequeño,
dejas atrás toda la hojarasca
y el esperma inmaterial del sueño,
me causa una nostalgia extraña
todo el azul que atrás me dejo,
parajes de natural embeleso
refrescan el alma de pura calma
tal vez en aquél reencuentro,
apenas me sé ese continuo cuento,
me perdí en ratos de clausura,
si crees que en silencio molesto
también creerás que la verdad desnuda
tiene laberintos de codicia y duda,
¿topicazo? La vida es un misterio,
guarda secretos la palabra muda,
pero despierto cientos de cascabeles 
cuando río de lo que tú te cuidas,
ya pueden sacarme de la mirada pieles,
que me desvistan si me apuras,
no existen cariños y amigos fieles 
sólo una madre te dará aquellas curas
que necesita lo que a ti te duele,
las que en la cama mantienes
las puedes sanar si te masturbas,
entre hombres y mujeres
sólo existe, entre muchas, una culpa:
la soledad de la que éstos padecen
y que por miedo a la risa la disimulan.

guaguanco del cimarrón

Posted on 20:26

El chupe de camarón 
ya no se come con cucharas,
se usan para bailar mejor
al ritmo de la guaracha,
yo sé que al oír mi son
suenan entero las guitarras,
suena alegre el guaguanco 
mientras cantan las cigarras,
al ritmo de mi tambor
los grillos siguen la farra,
tocan palillos y también cajón
y se callan por la mañana,
recuerdan aquél cimarrón
que del amo blanco escapaba,
descalzo y a fuerza mayor
el amo que lo buscaba,
al trote y perro olfateador 
 a ver si se lo encontraba,
será que aquél mísero patrón
negro mejor no lo hallaba.
Aunque tengas cosas de valor
yo sé lo que a ti te falta
bailar mejor este nuevo son,
tener la gracia de dar amor,
y que fueses gente más grata.
Aunque tengas una mansión
yo sé lo que a ti te falta,
que tengas un buen corazón
y bailaras bien mi guaguanco 
en lugar de soplar la gaita.



la lucha

Posted on 15:42

Escuchar música jazz es un deleite para el que le guste, aunque el jazz sea gran parte improvisación es como una lucha, el jazzman contra el swing, es un trabajo de agudeza y rapidez mental, requiere altas dosis de conocimiento frente al instrumento y cierta sapiencia del swing que en ese momento marca el ritmo, como una pelea de lucha libre, hay que estar dispuesto a caer en el cuadrilátero, pero también puede caer el adversario.

sueño de naturaleza

Posted on 15:06



Las manchas de tus antiguas sienes
son rosas púrpuras venidas del cielo,
dime si te quedas o algo después vienes,
no empieces con aquel triste canguelo,
lo que hoy mismo de ayer nos retiene
mañana sin dudarlo ha de serlo,
las ganas de verdad que tienes
que le caigan los piojos del pelo,
le has salvado muchas veces,
le has levantado del suelo,
prisa vegetal en la que creces
con una mancha negra de duelo,
guerra de clorofila retuerces
con cuchillos de frío resuello,
bendito lugar donde pereces
acaso no te quitó el orzuelo
la fuente de dorados peces,
el verano ya anda tontuelo 
ya se ven los pájaros que vienen
el otoño traerá un ocre consuelo
restos de tardes que se le parecen,
y grises de atardeceres de pañuelo
para remediar calores que escuecen.

perdonadme

Posted on 16:48


Perdonadme, padres míos, perdonadme, por haber nacido, perdonadme, con la cabeza de un astro y con el corazón gigante, perdonadme, padres míos, perdonadme, fuente de vuestros delirios y de tanto desastre, perdonadme, por adicto, por borracho, por genio, por cobarde, perdonadme, por vicioso, por inútil, por caprichoso, por deformarme, perdonadme, por tantas noches de insomnio, madre, por tus pinchazos al corazón, padre, por vuestro calambre, perdonadme, por mi hambre, perdonadme, por tantas veces salvarme, porque soy un hijo problemático, no fui ejecutivo, no imaginabais tanto desmadre, perdonadme, no sé rezar, pero os rezo a cada instante, perdonadme, de no hacérselo a Dios, perdonadme, soy un monstruo, un gusano de plata, una estrella brava, un pillastre, perdonadme, mi barriga y yo os decimos: perdonadme, gracias, por el tabaco costearme, perdonadme, por ser un vividor, porque no os salgo en balde, por no ser trabajador, por esta sal, por este son, por este embate, perdonadme.

en la playa

Posted on 16:39

Chicas que se desnudan ante el mar con sus gaviotas y un sol de media tarde y frágiles como polluelos de gorrión se acercan a las rocas calientes, calientes de todo el sol recibido a lo largo del día, y notan el tacto de las rocas calientes y se encuentran a salvo por esas partes del cuerpo. Están mojadas y ya en la tarde se repliega una brisa con mezcla de aire fresco, y eso, y que el sol ya se pone, les da frío. Juntas con sus grandes toallas y su desnudez absoluta parecen un cuadro de Rubens con sus mujeres anchas de caderas y profundamente voluptuosas. Seguramente no han dado ninguna vez de mamar, o sí, ¿quién sabe? Pero hasta su primer calostro debió de ser nutritivo, son hembras fuertes que resisten jornadas de trabajo de diez y doce horas, y después la casa, el hogar las clama. Son estas horas en la playa cuando más lo gozan, desnudas y frágiles y recargan más batería de la que generan. Son mujeres bellas, extraídas del horario de oficina, van en busca de los últimos coletazos de sol, en el trabajo el café, los dossiers y ese jefe puntilloso que las quiere ver trabajar, sea en lo que sea, hagan lo que hagan, ellas se levantan por la mañana en verano, y mientras cuchichean de camino al trabajo: luego a la piscina y se guiñan un ojo, lo hacen para que las demás no le digan a su jefe que se desnudan en la playa, menudo alboroto se daría en la oficina, se enterarían todos,y les joderían los planes.

aquellos años olímpicos

Posted on 9:08

Explosivo sabor de mi viejo barrio,
libra el alma un tanto longeva,
suena Camarón en la radio
con nuevo disco y canciones nuevas,
plagados los dientes de sarro,
Cuba-libre de cocacola y ginebra,
noches con pies en el Barro,
decidme ¿qué se celebra?
la rumba mueve sola el cotarro
y se baila en pasos de zebra,
tiempo de Magoty, de Albatros,
aguja con nylon que solo se enhebra,
Rímel para ojos y rojo pintalabios,
allí en las enormes salas de espera
mucho humo en los lavabos,
noches de encanto y de verbena,
ruido de muchachos dando pasos
persiguiendo a una gota ebria
de muy corto recorrido amargo,
como somos hijos de Adán y Eva
algún Caín habrá bajo este letargo
y algún Abel que a ratos se enerva,
todos andamos buscando milagro,
puede parecer pura niebla de quimera
pero Barcelona en aquellos años
era epicentro de limones de cera,
Barcelona de golfos y voluntarios
que se desnudan de nochecita buena,
akelarre de catarsis y espectáculo,
en un plis arde por entero la primavera
y los noventa son el gran escenario,
años de querer conquistar la ceguera,
años que nacen pretendiendo algo,
años de juventud y vida sin cautela
y muchas ganas de querer aparentarlo.

encontrar la muerte en los rincones

Posted on 18:13

…Descubrir la muerte siendo un niño es algo que se te mete en las profundidades del alma como si en el alma tuvieran cabida todos los muertos de este mundo. Descubrir por ejemplo, que la muerte está en las salas de espera de ambulatorios con suelos desinfectados y con fotos de monjas con velos morados, velos desconsolados de herida abierta y pus que empieza a hacer mella, velos a los que les corroe un tufo a vela recién apagada; monjas con la cara pálida, implorando compasión en plegarias de hábito y fe morada como la mercromina, con gafas de culo de vaso, gafas de pasta gruesa, redención de monjas en la larva de moscarda, tiempos en los que redime el incienso, y los cirios encendidos enarbolando al aire su espesa peste de cera suben por una escalera de santidad fingida por hombres que no son santos ni jamás lo fueron, también en los cementerios de crepúsculo existen lápidas con luces paupérrimas como venidas de una pila de batería y custodiando una foto en blanco y negro donde la muerte agazapada roe y sube con su hálito de mansedumbre y resignación, se cruza de brazos la misericordia que todos llevamos dentro mientras que esperamos ese pedazo de paz que nunca conoceremos, conforme estamos de que la muerte nos concluya los latidos y no haya más derrota ni venganza que la de no existir cavando en las cumbres de la nada hasta que encuentras un abismo al que todos pertenecemos. Ese abismo es vacuidad…

carta para mamá

Posted on 10:30

Querida Mamá,

Los colchones donde suelo dormir se han hecho duros e incómodos, las heridas en las palmas de mis manos se disuelven en suspiros que de manera efervescente ya no tienen el efecto analgésico que antes sí tenían, todas mis preocupaciones se convierten en tres ceniceros repletos de colillas y sorbo a sorbo en cada café puedo perder los nervios que ya de por sí también tenía, suelo escarbar en los sueños de algún vecino anfibio que viene a visitarme con sus pesadillas y me pone en un tercer grado que yo pronostico acabará mal. Estamos preocupados por ti, sí, mi Madame Bovary, sí, mi Madame Butterfly, sí, mi Anna Karenina, mi caramelo de crema de dulce de leche, mi antigua Cleopatra, mi Lucero con pelo rubio, estamos tan preocupados por ti que mi reino de paz se ha vuelto lánguido y espeso como un tren de chicle bobo al que le persigue una boca salivosa, ojalá el dolor de tu rodilla se evapore como los vapores chiquitos de un té de limón y hierbabuena, ojalá tus dolores de cabeza se hagan fugitivos de una revolución libertadora y toda la represión la encuentren escondida en los exabruptos exagerados de una chabacana que ni quisiera encontrarme, y lo de tu ojo, que no sea nada malo, le rezaré al niño Jesús, a la Virgen del Cobre, a la Virgen de Guadalupe, a la Virgen de Regla, no sé, a una estrella, a una flor, a la primera doncella que se emancipe del barrio, a los colibríes azules, a los verdes, a los amarillos, oh Mamá, no padezcas ni angustia ni calentura, no padezcas ni preocupación ni molestia alguna, dejaré de fumar tanto para que dejes de temer en mi primer infarto de miocardio, dejaré de beber café, que sí, por la retención de líquidos, que sí, también por mi hígado, recuerda, las promesas que se escriben son las verdaderas, las que deben cumplirse, no, no pienso hacer deporte, me veo ridículo corriendo y haciendo ejercicio con esas poses tan chistosas, cuando te mejores quiero que tú y papá viajéis, no sé, por el mundo, un crucero de esos, o ¿te imaginas? ¡Nueva York! Lo sé, lo sé, a papá le molesta el bullicio, o, no sé, París, Roma, Londres, ya hablaremos los hermanos, también depende del dinero que haya, tu hijo que te quiere: Cecilio.