fragmento adolescente

Posted on 17:42


Cara al sol con el brazo derecho extendido a primera hora de la mañana, entre el calor de las primeras pólvoras de la mañana, pólvoras instantáneas de los salvadores de una patria escuálida, calor que no se puede reconocer como tal, era refugio, era cueva fría que resguardaba de una tormenta fría, era sumisión, era miedo, miedo y sólo miedo. Cartilla de racionamiento, mugre en la tienda de comestibles, quioscos que te daban la espalda, manos callosas y explotación infantil, estas son las cosas por la que un Dios de media noche no soñaba, un padre alcohólico, madre enferma del alma. ¡A veces quisiera saber porqué te arrancaron la infancia de un zarpazo! Ropa de domingo, la que le sobraba a los demás, pantalones sin trabillas, remendado hasta en la postura y hasta en la impostura, cinturón que invadía tu vientre de adolescente pueril e imberbe, ¿qué apetito tuvo Dios sobre tu alegría que te la arrebataron sin previsión? Falange, domingos de misa y padrenuestro, una mancha de negrura con grises desgastados en los mostradores sin golosinas que poder ofrecerte en la alegría de los domingos largos y eternos de las tardes de cine de barrio, si es que se podía. De niño ya tratabas con bestias de carga y algún bestia sin corazón, huevo frito al natural, leche frita y piñonates duros de tratar, te arrebataron la infancia y en su momento la lamían los perros como un dulce inoportuno, los perros, hambrientos y voraces, la arrancaron de su gominola azul a bocados y tú te fuiste, te fuiste desde tu miseria en ese pueblo mojigato y reverente que no te dio oportunidad alguna, ahora eres del Barça, però no ets soci, mejor parecer que volver a ser.

0 Response to "fragmento adolescente"