el crack de los dos mil años

Posted on 5:59


Hoy he visto a la miseria olfateando con su nariz la puerta de mi casa, la he visto husmear en mi desgracia y señalándome con su dedo delator se revuelca en el lodo de mi dolor hecho una mierda. Se ahogan en vasos de caliente y disipada cerveza las matriarcas consumidas por la disfunción hecha gangrena de la institución meada por las familias bien, se prostituyen las hadas, se vocifera el miedo, la psicosis fermenta de ira en túnel sin final en la larga carcajada de los señoritos, se casan los toreros paletos con sombrero de copa, se vuelven aristócratas los funcionarios, el arte ya lo venden en los todo a 1€, y en los quioscos venden la envidia y la carne sangrante, quizá de ti dirán muchas cosas, quizá sean esas cosas verdad, pero no podrán decir que no me cansé de respirar tu mismo aliento, y eso que de respirar muchas veces me olvido, España, esa palabra ahora es una marca, también son una marca los alimentos de primera necesidad, y si te digo que hay más millonarios desde que yo tengo más deudas no debe parecerte raro, esta gente jamás repartirá su sucio dinero, jamás repartirá la propiedad que con esfuerzo ajeno le pusieron a su nombre, como ganar un dios de nada para serlo tú mismo, para ti sólo, para ti para siempre, y cuando el futuro colapse y hagan crack los lumbagos, y hagan crack las rabias de medio siglo, y hagan crack los naufragios, los exilios, los desahucios, cuando hagan crack las facturas, cuando haga crack la perla de sudor y cuando haga crack el reloj de números romanos, cuando hagan crack las cortinas de humo negro, y hagan crack los consuelos de las madres con las caricias calientes y el corazón en plena huida, cuando hagan crack los mercenarios con su gris regaliz de tormenta ácida, cuando hagan crack los fabricantes de pegamento, cuando hagan crack las generaciones con el desmayo podrido, cuando hagan crack los académicos que bajan su cabeza entre las sopas de vinagre que los señoritingos lamen con la mirada, cuando haga crack la penúltima aurora un acordeón de camiones de mudanzas buscará consuelo en las opulentos ciudades, me meo en Europa, me meo en Europa ya que Europa escupe en el desayuno del pobre, España es la pariente tonta de Europa, la pariente analfabeta, inculta, provinciana, fanfarrona y envidiosa, que se conforma con la mugre, se conforma por que cualquier remiendo le viene bien, le brillan los ojos con el dinero extranjero, pero desconoce o no sabe que paga el mismo sorbo dos veces, que la dejaron sin recreo y que no la quieren ni en pelea de perros.

0 Response to "el crack de los dos mil años"