Cibernética Esperanza_

Posted on 19:59


Cuando era un niño descuartizaba las consolas, los aparatos, también las radios que mi padre desechaba, y todo eso para ver lo que tenían adentro, les buscaba el alma, les buscaba el espíritu, les buscaba la capacidad de trasmitir vida que éstas tenían, cuando las reventaba y las destrozaba miraba su mecanismo, su sabia de conductos electrónicos, ahora sé por qué lo hacía, buscaba en ellas la esperanza de aquél mundo analógico, buscaba el futuro de cibernética magia que los astronautas sostienen en sus misterios de soledad y lejanía allá en las galaxias, solamente encontré la respuesta -totalmente orgánica- de que la cibernética si llegara a ser como esas respuestas que solamente tienen los misterios de los seres humanos, como esas respuestas que solamente la verdad de la soledad las descifra, en un futuro de progreso quizá halláramos la gran verdad de la humanidad, la gran verdad de la que no ha resuelto nunca nadie sus lastres e inconvenientes siempre perecederos; las máquinas están hechas a nuestra semejanza, mientras nos preguntamos si hay Dios en los cielos esos que explora el astronauta adquirimos la esperanza en las máquinas que nos imitan, cuando el ser humano deje de ser humano solamente serán testigos las máquinas, y éstas se preguntarán qué hicimos con nuestro corazón. ¿Qué hicimos con él? ¿Lo desechemos entre tanto progreso tecnológico? Quizá lo desechemos como mi padre hacía con las radios, yo quizá vuelva a ser niño para indagar en las incógnitas que el mundo analógico me susurró sin quererlo, la bondad de nuestro corazón es el mecanismo más milagroso, mecanismo que ningún programador informático, ni ningún ingeniero electrónico podrá reproducir jamás.

yo quiero

Posted on 17:04


La ciudad arropa la evolutiva miseria de quien dedica su vida a la causa de otros, los pobres trabajamos para otros, por ello pierden risa y disfrute, pierden la sosegada noche de sus descendientes en el horario laboral que los degrada, cuando digo que soy anarquista todos me toman por loco, ¿Loco es ser acaso el que quiere disfrutar de su familia en un almuerzo mundano? Pero no, lo suyo es sintonizar al cansancio, y a la derrota diaria, lo suyo es lo que pertenece a nadie, lo que olvida amor, lo suyo es un yugo por el que asesinar el calor del cariño, lo suyo es propiedad, lo que cifra en un banco sombrío, lo que en la oscuridad de cajas blindadas nada brinda y nada conmueve, lo suyo es frío como un beso de vampiro, lo suyo es la carne congelada sin la vida de sangre que lo haga moverse, yo quiero disfrutar de los míos esas nueve horas que me faltan, yo quiero reírme mientras como, mientras ceno y mientras meriendo, yo quiero arrancar de la tele basura la alegría de burbuja efervescente que sube a los cielos vacíos de mundo, yo quiero arrancarle a la tele basura esa risa de colibrí que sostiene las lágrimas del que ríe de felicidad, yo quiero arrancarle al patrón la sabia negra de su encomienda amarga, quiero arrancarle al encargado el bostezo marchito de su soledad en las zonas comunes, yo quiero, yo quiero, yo quiero.

Pelea de hermanos

Posted on 1:45


Un 18 de julio de 1936 me peleé con mi hermano a garrotazos. La pelea podría parecer cualquier pelea de dos hermanos que discuten por cualquier cosa sin importancia, pero no, resultó ser algo más serio de lo normal. Empezamos a darnos garrotazos, perdimos los dientes, nos amoratamos la carne, nos hicimos jirones la ropa, nada, una vulgar pelea entre hermanos. Hermanos de la misma sangre, hermanos desde el nacimiento, se pudrió el recuerdo de nuestra infancia, un recuerdo que como en todas las infancias resulta ser placentero, en nosotros se convirtió en un rastro borrado con las manos para despistar al cazador. Una pelea entre hermanos es algo duro para cualquier madre que lo presencie, cuando nos peleamos mi hermano y yo a garrotazos mi madre se desmayó. No sé si fingió para que paráramos o en realidad se desmayó al sentirse impotente, pero nosotros aún así no parábamos de darnos garrotazos. Estuvimos dándonos garrotazos tres años. En 1939 acabamos de darnos garrotazos, paramos exhaustos, ya no teníamos más fuerzas. Yo me tuve que ir al pueblo vecino para no verlo y para que él no me viera a mí, él se quedó en el pueblo, con la finca y el ganado heredado de nuestros padres y abuelos. Él pudo lavarse, curar sus heridas y cicatrices, cambiarse de ropas, yo, al contrario, anduve como un fantasma por los pueblos vecinos huyendo de la Guardia Civil caminera, y de otras personas que estaban de parte de mi hermano. Estuve vagando por las tierras vecinas, estuve alejado de mi Villa durante décadas, él, al contrario, se hizo dueño de todas las tierras del lugar, tierras de las que yo estuve desterrado. Aún sabiendo todo lo que me ha hecho mi hermano, aún así, lo quiero. Él es mi hermano mellizo, tengo toda una infancia vivida con él, y además tenemos la misma sangre. Lástima que él no haya sentido lo mismo nunca, lástima que haya represaliado a mis descendientes. Cuando él muera en la cama, ya en su última agonía, se arrepentirá quizá cuando ya sea demasiado tarde. Yo he vivido siempre huyendo, él ha vivido siempre en la comodidad y el confort. ¿Para cuándo la justicia? Los dos nos dimos palos, los dos somos víctimas, tenemos la misma sangre, solamente las ideas nos enfrentan, ideas que podemos discutir sin lugar a los garrotazos, pero él siempre aprovechó mi benevolencia para usarla dándome golpes. Si yo hubiera usado la fuerza el gallo rojo me cantaría.

Me llaman calle

Posted on 22:59


Pájaros que migran

Posted on 14:42



Migran los pájaros hacia su destino oropelado, migran los sin-esperanza en busca de una esperanza nueva, ayer te quitaron la dignidad, hoy la intentas recuperar, pero no te es posible, otros ya la malgastaron por ti. En la camioneta montan 21 hacia el paraíso de acero, se beben la sopa tan fría que creen que han descubierto el hielo. Madres que cuidan de los hijos de otros, mientras que sus hijos andan arañando el cariño por las calles, lo andan buscando sin éxito ni tregua. Las familias esclavas dan la impresión de que no les falta de nada, pero les falta lo más importante, gozar en armonía del dinero que ganan, para él trabajan, para él se prostituyen, cuando llegan a sus casas tienen la esperanza de que está su nevera llena, pero vacía está su desesperanza. Un valor en alza es el confort en el hogar pernicioso, un valor en alza es follar al menos una vez por semana, cuando revienta el cielo damos paso al episodio nadador por los caminos de lágrimas, cuando revienta el cielo se dan cuenta que trabajar mata. Dan créditos a cinco años mientras creen que son ricos, se creen por unos meses que son amos del cielo, agobio, ansiedad, depresión y fobias, la alegría se muestra en los lugares sin sobras. Tormenta de dólares sudados por Walt Street olfatean, andan buscando el rastro de aquél que lo dé todo por su prole, el trabajo es un invento que solo los pobres conocen, la buena vida es la élite, la buena vida no es noble.


Superhombre

Posted on 17:40


Por que los dioses que adquirí los fui perdiendo con el tiempo, en este universo sentí que los errores se alivian con ibuprofeno, por que los dioses que deseché se hicieron perversos y pequeños, como demonios nutridos de sal, como pensamientos que duelen adentro, por que los dioses que no respeté los respetaron tanto todos mis ancestros..., por que cien mares crucé y todos los dioses eran pequeños, por que el hombre que es tan necio los hizo grano de arena en el desierto, yo sé que los dioses son grandes por lecturas y épicas que me afectan de lejos, yo sé que las epopeyas que derramé nada más dormirán en un remanso a ms nietos, como cuentos de índole popular, como historietas de trazo incierto, por que los dioses que derroté hicieron añicos mis sueños, por que los caminos que yo mismo empecé otros lo siguieron haciendo, por que yo no soy hombre sin un dios en un papel, yo necesito de alguien en el cielo, los dinosaurios dominaron la tez de esta tierra milenaria en este universo, fenecieron y se extinguieron tal vez por un asteroide con un efecto travieso, por que todos los dioses que perdí en mi humanidad de mil leches se fueron tal vez escondiendo, por que vivir es creer, por que yo he visto llover, por que los dioses que disipé en otras dudas disipé lo verdadero, por que los dioses que yo creí desde miles de mentiras me parecieron sinceros, por que yo soy un hombre a la vez que un pedazo de carne infiel, soy un hombre que fue y que será en un futuro material muerto, por que me muero, lo sé, me muero y eso debiera hacerme más bueno, por que de cien dioses que adquirí, mi conciencia los hizo verdaderos, ¿qué conciencia me quedará si al ser yo malo tiro mi conciencia de dioses al basurero? 

Te quiero

Posted on 11:37


Lima te quiero, te quiero mientras estás eternamente nublada, D. F. te quiero, mientras seas un monstruo horizontal que se hace inmenso como una bestia que se arrastra, te quiero Guayaquil, te quiero mientras seas la costa mórbida e injusta que no quiero que seas, te quiero Latino-América, te quiero por que eres mestiza, quizá como yo lo soy, aquí en la Madre Patria, te quiero con tus mitos en blanco y negro, te quiero con tu dejo de extranjera permanente, o SOS vos o SOS yo, te quiero América mestiza con tus indios ante el Mr. Qwerty, te quiero con tus brebajes en la sopa, con tu pelícano en el plato, con tus misioneros ciegos de Europa y tus conquistadores ciegos de ti, te quiero Cantinflas, te quiero Tres patines, te quiero Bola de Nieve, te quiero Chavo del 8, te quiero Mara Salvatrucha, te quiero injusta calavera de muerte, te quiero Gardel, te quiero Maradona, te quiero Ché, te quiero Fidel, te quiero Cienfuegos, te quiero Chabuca Granda, te quiero Zambo Cavero, te quiero Eva Ayllón, te quiero Galeano, te quiero Neruda, te quiero Parra Nicanor, te quiero José Watanabe, te quiero Zambra, te quiero Pelé, te quiero Cartola, te quiero América superficial, anodina e hipócrita, quiero a tu doble moral, a tu desdicha de 24 horas, te quiero en calzoncillos, te quiero panamericana, te quiero entre tus cloacas de cera, te quiero Porto Alegre, te quiero y te querré, por que tienes algo que es completamente mío.

Una escena cinematográfica profunda (aniversario)

Posted on 19:22


En esta escena de El Padrino III cuando la familia Corleone se cerciora de que han matado a su hija, de que toda su vida ha sido una consecución de muertes y más muertes, ese fragmento donde Al Pacino llora la muerte de su querida hija es la sublimación. Es el símbolo perfecto de lo terrible que nos puede resultar la vida y no somos capaces de expresarlo, pues bien, pues en esta escena se escenifica bien (valga la redundancia) lo que es ese momento. Es tratar de gritar para que te oigan y nadie te oye, solo tú puedes oírte, solamente es tuya esa pena, esa derrota, esa tragedia. Es intentar deshacerte de tu tragedia a cuestas y con ese no poder expresarlo, con ese lamento mudo, y después el aullido final es apoteósico. Todo bien acompañado de una banda sonora fiel a lo que el actor está expresando. Esta escena es una de las mejores escenas de las realizadas en la historia de la cinematografía. Es apoteósica, es excepcional. Es sublime.

¿Hogar o Paraíso?

Posted on 16:07


La primera vez que vi la segunda parte de la trilogía El Padrino, cuando el niño Vito Corleone llega a New York y lo tienen en cuarentena debido a su tuberculosis se pone a musitar una melodía provinciana italiana, se oye al abuelo-niño cantar la canción y luego esa escena enlaza con una comunión, la primera comunión tomada por su nieto. Esa melodía es para mí sagrada. Me hace espectador de primera fila cuando mis abuelos emigraron desde Andalucía a Cataluña. Ese pequeño niño escuálido y tuberculoso me evoca la podredumbre vivida en esos años, años de miseria y de refugiados del hambre, de las penurias vividas por mis abuelos. Ese pequeño niño cantando una canción es el símbolo universal de todos los inmigrantes del mundo, o al menos debiera serlo. Ese niño llegando solo a New York, es como aquél gallego que llega a las costas de Buenos Aires, esos abuelos míos llegando desde su pueblecito pequeño a la gran urbe en la Estación de Francia, todos creen llegar a un paraíso, todos creen que la vida será pan comido, entonces ellos ignoran que trabajarán duro para ganarse la vida. Que aceptarán trabajos precarios y el patrón no sentirá ninguna conmiseración con ellos. El paraíso que tenemos idealizado puede estar en nosotros, adentro de nosotros, es el único lugar donde podemos estar como en casa, y además es el lugar que mejor conocemos. Como dice mi padre: en ningún sitio como en tu casa. El mejor paraíso de un hombre es el lugar donde al menos obtiene dos placeres a la vez, ese creo yo es el paraíso ideal, si se obtienen dos placeres a la vez es un lugar especial y si en ese lugar obtienes más de dos placeres ese lugar es tu hogar, al cuerno con el paraíso, mejor hogar, hogar, dulce hogar.



Andrew Huang-Solipsist

Posted on 14:12


LiooLi

Posted on 4:13


Hola amigos, les presentamos el logo de mi nueva empresa en Internet, se llama LiooLi y es muy tierno. Es astronauta y será el guardian de la nueva galaxia web en http://www.ciberneticaesperanza.com/  Sean amigables con él y cuídenlo. En un futuro tendrá más colores.

Los árboles

Posted on 15:14


Los árboles son testigos mudos de que todo eso ocurrió, de que nosotros como náufragos propiciemos nuestra propia tormenta, los árboles saben que todo murió, ellos saben y sabrán que solo quedarán ellos cuando nuestro invierno intervenga. Los árboles saben que somos prisioneros de esta jaula llamada amor, los vinilos de Chet Baker suenan dulce y con sosiego pero ignoran que nuestro amor fue un huracán interior, las jaulas se predicen, se predicen en una hermosa canción, se predicen las derrotas, se predicen en nuestro interior. Los poemas escritos en la lluvia tienen nuestras lágrimas secas en el papel de nuestro amor, amor solo para los dos, amor que se pervierte en el color o no-color, amor que nos hace daño en las sobras de nuestro reposo en aquel rincón, rincón que es jaula de oro, rincón que es poesía cruda, rincón y terca prisión, los árboles son testigos de nuestra bella canción, canción que se mueve suave y no alza ni baja su voz, Chet Baker está muerto, también moriremos tú y yo, esos dos que también saben que los árboles uno a uno y quietos en su raiz, los árboles fueron testigos de la derrota de los dos, la derrota plagada de vacíos, derrota humana del amor, los árboles cuentan años con anillos a su alrededor, nosotros nos desprendemos de anillos y testigos y los años en prisión, ahora somos dos niños que dejaron usada su canción, dejaron calzada su derrota y dejaron liberada la última cuestión, cuestión que nos da la razón ahora que el presente es voz, pasado de los árboles eternos y futuro sin ni tú ni yo.

Bonita Mentira

Posted on 19:47


En la larga noche de los quinientos años me consuelo y me acurruco con Audrey Hepburn, Ava Gardner, o la vieja y sufridora, pero con una personalidad acojonante, Anna Magnani, me acurruco y pienso: ¡qué realidad más bella tiene el cine! Por que, no me podéis decir que el cine es mentira, que la ficción se impone a la realidad. No, no me digáis que el cine es un sueño fingido, no me digáis que la sonrisa de Gary Grant es mentira, que la mirada de Gilda no te deja sin aliento, no me digáis que Santa Claus no existe. No, me niego a aceptarlo. Con lo bonita que es una mentira, una mentira de la cual me emociono sin duda, de una mentira que me hace gimotear sollozando toda mi madurez crédula sobre el despojo de vida material y rutina fragmentada que es el día a día desde nuestras jaulas de oro. No me digáis que Robert de Niro miente en Taxi Driver, no me digáis que Audrey no es real en Desayuno con Diamantes, no me digáis que Al Pacino finge en su último rodaje. No me digáis que en esta vida se muere y que los sueños se quedan por hacerse realidad, se quedan sin la verdad que los hace gas y se evaporan, no me digáis que las ilusiones se esfuman como un pensamiento transitorio, no me digáis que la verdad se debe aceptar como acepta un animal su último tango en Paris, no me digáis que la alegría es pasajera como los pájaros de Hitchcok, no me digáis que mis sueños son de aire y en la tinta se hacen cine, no, no me lo digáis, decidme, engañadme, mentidme, que quiero vivir ese sueño una vez más.

¿Por qué?

Posted on 17:17


¿Por qué los grupos españoles que tocan en Los conciertos de Radio 3 (RNE) y tienen un nombre en inglés y cantan también en inglés se ponen el micrófono del vocalista más bajo que los demás instrumentos? El vocalista ni se oye, ¿será que tienen complejo ante su mala pronunciación del inglés? ¿Entonces por qué diablos cantan en inglés? Pásalo, que huele a uña.

Las guerritas de la paz

Posted on 16:07



Mientras que los demás hacen la guerrita inofensiva de la paz, paz asquerosa entre el Barça-Real Madrid como eternos rivales. Unos son los patriotas, los orgullosos de la patria grande, una y libre, los otros, los defensores de su patria pequeña, de su patria burguesa, en las dos media el dinero. Admiración del mundo que reúne y reparte para cada cual un trozo de sus victorias repetidas. El fútbol es una guerra inofensiva, es lucha fratricida pero menor, en España se vive el fútbol como una manifestación, afirmación, exaltación de la hombría. Esos machos que apartan o atraen a su juego a las hembras sometidas al hogar, las mujeres lo viven casi o igual que los hombres. La patria, que cojea como una leprosa, se enorgullece de sus hijos, se enorgullece de la ostentación y de la importancia que se da al contencioso de guerreros del balón. Ganan el mundial de fútbol y ya se creen los amos del mundo, se creen los vencedores de todas las guerras. Parecido esto al sentimiento de haber nacido en los Estados Unidos. La hombría es la sombra donde se esconden los maricas cobardes, ellos se dicen, a mí me gusta el fútbol, soy como los demás, y la verdad los aparta como desechos adictos al tranquimazín, al diazepán, y la muralla es más y más alta. 

Mi extraña criatura ya está aquí

Posted on 10:08


Hemos tardado, quizá demasiado, hemos sumado más textos, textos como una entrevista ficticia a Capplannetta, siete textos ensayísticos (si se me permite el término), tres poemas más, y nuevos enlaces. Se puede adquirir la obra en ePub y en Pdf, obra que nos transmite la incomunicación comunicando, comunica la verdadera incomunicación. Estos son algunas de las perlas que encontrarán en los eBooks:
  PERFIL DE CAPPLANNETTA
 Casimiro Oquedo Medrado (Sabadell, 1976)
 Enjuto carácter como ideal. Prima en lo primario y como pensar sostiene distintos lastres, que no solo le arrugan el paladar, sino que duelen allá según lo traten. Solitario, mezquino, locuelo y haragán. Ermitaño, introspectivo, mira-suelo, e intratable. Solterón, pegotero y cara de pan, pejiguera, cacaseno y un pobre don nadie. Infla el desastre como tripa ha de soplar, gaita que suena sola aunque no soplen su traste, patria de soledades con las que dialogar, su retórica parece conversar en braille, no pisa en sembrados aunque demasiado resbala en el lodazal; su verdadera pasión es la blogosfera, el Networking, el Net-Art y el vídeo-arte. Suma, resta, copia y pega en vertical. Parafrasea la vacuidad del aire, fomenta y proclama su libertad. Adopta como emblema la no-felicidad y desnuda lo real al hacerlo visible y palpable. Lucha del idiota en la pleamar. Extramuros que ven su yugo como no-considerable.
Capplannetta ha vuelto, y esta vez viene para quedarse.


21º Número de la revista literaria Nevando en la Guinea.pdf

Posted on 21:13