¿Dónde andarán los milagros? (poema automático)

Posted on 22:38

¿Dónde andarán los milagros? Las palabras se entrecruzan en un tráfico de ideas redondas que ignoran los sibilinos de la verdad universal. Ya no quiero pertenecer al club de los anaquelados fragmentos. Ahora podría recurrir al canon pedante de los eruditos de capital de capitales, podría hacerme añicos entre el barro del erudito, qué aburrido es recorrer la prosodia de los pergaminos, qué aburrido resulta el ranking de los + leídos hoy, qué aburrido es recorrer la biblioteca sin un vodka que dé saliva a tanta palabra por enorgullecer, los editores ahora temen la palabra de los cibernautas y los códigos de los programadores, qué aburrido debe ser entregar tu vida hacia un montón de letras plagadas de insatisfacción, los agentes literarios son gente que espera, esperan el autobús los dueños de la incógnita oculta, esperan a que les llegue la sombra de los te quieros, un niño busca una mosca en las cloacas del tiempo perdido, mientras que los esclavos del aire beben café con hielo en las plazas, los drogadictos del verso galáctico encuentran su dicha en una breve leyenda escrita al pie de una fuente vieja. Así es el mundo de los malabaristas sin sindicato, y sin hotel que les guarde el gusano que cruza su carné de biblioteca. Fría resulta ser la tragedia de los que unen una verdad entre palabras, palabras y más palabras, respiran de un mismo ruego, persiguen la misma cosa, los eruditos hacen más ruido que volteletas da la vida, los minúsculos garabatos de un niño tienen más profundidad que todo vuestro protagonismo de cara a la galería, los planes ya se han ejecutado, una misma verdad también es un ciego clima, te cambió mi realidad por aquello que más tú desearías, será la fama será, será esta cosa la misma tontería.   

0 Response to "¿Dónde andarán los milagros? (poema automático)"